4.10.09

La gravedad de las cosas

Lo nuestro se acabó y no pude explicarte lo que mi corazón sentía, lo que ocurría dentro de mi aquél veintisiete de diciembre.
Te marchaste arrullado en rabia y dolor encerrándote en tu nido de egoismo y frustracción.

Sé que no hay posibilidad de volver a acariciarte, de volver a abrazarte.....sólo en la oscuridad de mis sueños.

Aún a pesar del tiempo, sigo pensándote, sigo recordándote, soñándote en silencio....y tu silencio es lo que me quema, lo que me mata y a la vez me da la vida.



Salvador Gil Ripoll 1957
"Dobles Parejas"

9 comentarios:

Crisis. dijo...

El silencio a veces duele más que todas las palabras del mundo juntas...

un beso!

La terapia de Rafaela dijo...

Quien te quiere en silencio, quien te observa de lejos, quien te pone en un altar... quien en sueños te tiene aunque no pueda alcanzarte...
Me cuesta... mucho entenderlo... me cuesta, hoy mismo recibí una carta de hasta pronto, y es un hasta nunca...

isthar dijo...

Un gusto saludarte, y decir que es muy bello tu espacio Felicidades.
Isthar

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

amiga siempre es un placer pasar a visitarte!! Gracias por compartir!!

Recibe un relajante y cálido abrazo!!

Beatriz

LoOla dijo...

Quién aprende a ignorar, hace daño.
Quién aprende a vivir más allá, un héroe. Hay quién no nos merece, y lo sabes nohe.

Besitos brujos de niña mala rubia.

Basurero Usurero dijo...

Nunca digas que se acabó. Suerte.

hawkeye dijo...

nunca se acaba mientras quede un pequeño resquicio de lo que fué en nuestro corazón... y eso, es imposible borrarlo del todo... Besos

Tony Amesty dijo...

Querida paisana, hay cosas que nunca mueren y entre ellas está el recuerdo. Pero creo que es mejor mirar al futuro con esperanza, toda una vida por disfrutar nos espera.

Un abrazo y buen fin de semana.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Aún a pesar del tiempo, sigo pensándote, sigo recordándote, soñándote en silencio..."

Recordar es bonito, pero sçolo hasta el punto en que no hace daño. Si pasa la línea no merece la pena.

Saludos y un abrazo.