1.7.09

Post Mortem


Caminando despacio, desciendo en espiral al nacimiento del alma, mi alma.
Oscuro camino, lleno de momentos de dolor anestesiados por el sabor a muerte.



Muerte dentro de muerte, metamorfosis del ego, para abrir la puerta de la vida.
Dolor desquebrajado que te ofrece la llave de lo que no quieres ver.


En ti está querer oprimir con tus manos el interior de tu soledad para tocar el cielo, paso a paso, lentamente, para ver con tus propios ojos la esencia del verdadero amor.



Edvard Munch "Weeping Nude" 1913

12 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Hermoso escrito con esa la pintura que llena y completa en su esencia..

Excelente

Saludos fraternos con cariño
un abrazo

oscaralberto dijo...

Muy bueno, tocas muy profundo en el corazón con estos versos..

besos para ti
Oscar

Under dijo...

En días tropiezas con rincones donde poder llenar los pulmones de aire limpio...

Hay algo en tus palabras. Ese algo que marca la línea entre lo bueno y lo mediocre.

Under

Jesús Arroyo dijo...

Hay más, creo que esto sigue ¿cierto?
Un beso.

jj dijo...

Triste..."anestesiados por el sabor a muerte" pero me gusta mucho el final.

jj

Tony Amesty dijo...

Hola paisana.....nos dejas un poema profundo de tintes nostálgicos, pero muy hermosos.

Un abrazo, disfruta de la playa.

La terapia de Rafaela dijo...

Ver la esencia del amor? hermoso poema. gracias

Angus dijo...

Simplemente brutal, un torrente increible de palabras.

alejandro aparicio morales dijo...

muy sentido el texto
y la pintura esta muy biien
es muy rico tu voz poetica

seguire visitandote

con tu venia


que tengas un bonito dia

saludos

La sonrisa de Hiperión dijo...

"En ti está querer oprimir con tus manos el interior de tu soledad para tocar el cielo"

La soledad, simplemente de deja cao. Mata.

Saludos y un beso guapa!

Sonia. dijo...

Mucha profundidad cuando se habla de la muerte.
me gusta el perfil que le das y la pintura es increible.

Saludos!

Agustin dijo...

Me gusta mucho tu criterio para escoger los cuadros que acompañan tus textos, queria decirtelo...

Con cariño

Agustín